Inicio Energía renovable El desafío de 1.700 universitarios españoles: contribuir con ideas para promover la transición energética

El desafío de 1.700 universitarios españoles: contribuir con ideas para promover la transición energética

El desafío de 1.700 universitarios españoles: contribuir con ideas para promover la transición energética

La primera edición del Reto Universitario Fundación Repsol reunió a 1.700 universitarios de toda España para proponer soluciones para la movilidad sostenible, la economía circular y la transición energética

Si hay una generación destinada a acelerar la descarbonización de nuestro país, esa es la que está en la universidad en este momento. Es claro que en este proceso debe participar toda la ciudadanía, pero son los universitarios españoles quienes lideran en este momento. En este contexto, todas las ideas son siempre bienvenidas.

Esa es la filosofía que subyace en la primera edición del Reto Universitario, un concurso organizado por la Fundación Repsol, en el cual 1.702 estudiantes de 84 universidades presentaron sus propuestas para acelerar la descarbonización en España. En la gran final, celebrada los días 8 y 9 de marzo en un hackatón, se premió a los ganadores entre sus 25 equipos finalistas en cinco categorías: Ciudades sostenibles y descarbonizadas, Movilidad sostenible y descarbonizada, Economía circular como palanca de la descarbonización, Industria sostenible descarbonizada y Transición energética y sociedad. Cada equipo ganador recibió un premio de 12.000 euros y la oportunidad de una beca en Repsol.

«Vimos a 25 equipos multidisciplinarios desarrollando ideas innovadoras sobre cómo seguir avanzando en la transición hacia una economía descarbonizada», nos cuenta Arantza Hernanz, Directora de Educación y Conocimiento de Fundación Repsol. Y «siempre pensamos que el mundo de la energía es para ingenieros y químicos, pero en el hackatón había estudiantes de ADE, de Derecho, de Relaciones Internacionales, de muchos perfiles técnicos… En definitiva, mucha diversidad».

Los equipos finalistas desarrollaron propuestas muy interesantes: toldos fotovoltaicos, producción de biohidrógeno sin emisiones, reciclaje de aerogeneradores, dinamización del mundo rural mediante la conexión sectorial y de residuos, reforestación del océano, ecosuelas de calzado a partir de residuos de la industria frutícola… Todos ellos, aprovechando la tecnología predictiva, la digitalización y la IA y aportando grandes dosis de conocimiento y motivación.

De los 1.702 estudiantes presentados, el 52% eran hombres y el 48% mujeres; mientras que el 65% estudia en universidades públicas y el 35% en privadas. En cuanto al grado de formación, el 74% estudia una licenciatura, un 24% una maestría y un 2% un doctorado. Por universidades, la Carlos III (8%), la Politécnica de Madrid (7%), la Complutense (5%) y la Camilo José Cela (5%) fueron las que más alumnos aportaron, lo que da una idea de la amplia oferta de centros con alumnos participantes en el concurso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí