Inicio Energía renovable La Unión Europea nos ha robado 300 GW de energía: enojo y millones de euros perdidos.

La Unión Europea nos ha robado 300 GW de energía: enojo y millones de euros perdidos.

La Unión Europea nos ha robado 300 GW de energía: enojo y millones de euros perdidos.

España sigue consolidándose como un líder en energía renovable, como se ha visto con el reciente megaproyecto en el mar que ha captado la atención mundial. Sin embargo, recientemente hemos visto cómo la Unión Europea nos ha quitado 300 GW de golpe. ¿La razón? Una alianza de países en busca de un combustible novedoso en el que España no está involucrada. Aquí te contamos todos los detalles.

La Unión Europea y su proyecto más ambicioso: el hidrógeno verde

El hidrógeno verde se posiciona como una de las principales alternativas energéticas para lograr la descarbonización en Europa. Se trata de un combustible limpio y renovable producido a partir de fuentes de energía como la eólica y la solar, utilizando procesos de electrólisis para separar el hidrógeno del oxígeno en el agua.

La Unión Europea tiene como objetivo hacer del hidrógeno verde un elemento crucial en su mix energético, en el marco del Pacto Verde Europeo y la transición ecológica. Se propone instalar al menos 40 gigavatios (GW) de electrolizadores de hidrógeno renovable para 2030.

Para lograr esta meta, la Comisión Europea está movilizando inversiones significativas a través de proyectos como el IPCEI Hy2Tech, con un presupuesto de 8,8 mil millones de euros, y el reciente IPCEI Hy2Infra, con 6900 millones de euros. El desarrollo del hidrógeno verde se considera fundamental para avanzar hacia la independencia energética.

Los 300 GW perdidos por España y la decepción de la UE

El proyecto IPCEI Hy2Infra es una iniciativa respaldada por la Unión Europea para establecer una infraestructura de hidrógeno a gran escala en Europa. Se trata de un proyecto de interés común europeo en el que España no estará presente, según la última resolución de las instituciones comunitarias.

El principal objetivo del IPCEI Hy2Infra es instalar al menos 300 GW de electrolizadores de hidrógeno renovable en la UE para 2030, lo que permitirá producir hasta 10 millones de toneladas de hidrógeno renovable al año, cubriendo el 13-14% de la demanda energética de la UE.

En este proyecto participan 7 países de la UE: Alemania, Italia, Portugal, Polonia, Francia, Eslovaquia y Países Bajos, quienes han contribuido con una inversión total de más de 47 000 millones de euros a través de sus propios proyectos.

La exclusión de España y la oportunidad perdida

España ha sido uno de los grandes perjudicados en la asignación de fondos del proyecto IPCEI Hy2Infra. Aunque el país presentó proyectos de alta calidad, innovadores y avanzados, no logró convencer a las instituciones por tener otros proyectos en marcha.

Esta situación representa un golpe duro para la industria española, que esperaba esta inversión para el desarrollo de su sector de hidrógeno renovable. Las reacciones no se han hecho esperar, aunque es importante recordar que la exclusión no se debió a la falta de ambición por parte de España.

El Gobierno español ha reaccionado con sorpresa e indignación, y la vicepresidenta Teresa Ribera ha anunciado que se pedirán explicaciones a la Comisión Europea, argumentando que la asignación de fondos no fue justa considerando el potencial español.

Es importante recordar que España tiene otros proyectos prometedores en marcha, como la generación de energía eólica marina y la exploración de la geotermia. A pesar de esta situación, no se considera un retroceso.

Como has visto, la Unión Europea ha excluido a España del proyecto de energía, pero no debemos olvidar que seguimos liderando la innovación en este ámbito. Una muestra de ello es la nueva fuente de inteligencia artificial estudiada incluso por la NASA, que podría revolucionarlo todo en un futuro cercano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí